En casa!

Hola a todos! Termina el verano más intenso que hemos vivido nunca y, aunque nos ha traído momentos duros, nos deja con muy buen sabor de boca gracias a estos últimos días que hemos podido pasar toda la familia juntos. Sí, sí, en casa por fin! :)

Han sido dos meses y medio de hospitalización de Pep que nos dejaron agotados física y emocionalmente (a los 4) y jamás hubiera pensado que nos íbamos a recuperar tan rápido como lo hemos hecho. Pero no sabéis lo felices que nos hace ver a los niños juntos y en especial a nani tan pendiente de su hermano y tan cariñoso. ¡Es una pasada! Tener a mi primer hijo fue emocionante pero tener al segundo y ver cómo interactúan es incluso mejor! Se me cae la baba con cada abrazo y beso que le da el mayor y con cada mirada y sonrisa que le contesta el pequeño.hermanos4 Sigue leyendo