La familia, el mejor regalo

Ya hace 6 meses que nació nuestra pequeña Alegría y volvemos a ser una familia de cuatro. Seis meses que han pasado volando y a la vez hemos parado tan poquito que me parece que ha sido un siglo jeje 😉NANI & ALEGRÍA-55blog NANI & ALEGRÍA-96blog

Han sido unos meses estupendos y por supuesto muy intensos. La logística familiar a menudo es complicada (sobretodo cuando llega un bebé a casa) y a veces caemos en un bucle de cansancio y cosas por hacer y sin darnos cuenta pasan las semanas. ¿A ti también te pasa?NANI & ALEGRÍA-77blogNosotros, por ejemplo, hemos pasado unas semanas inmersos en rabietas y peleas continuas con el mayor y ya no sabíamos qué hacer para cambiar la situación. Terminábamos cada día pensando “esto no puede seguir así”.

Seguro que te ha pasado alguna vez. Hay etapas en las que te pasas el día “controlando” rabietas, negociando los minutos para apagar la TV o para recoger los juguetes, las cucharadas que hay que comerse. A veces te da la sensación de que todo vuestro día es un “tira y afloja” y das gracias al cielo cuando pasáis la tarde sin demasiadas crisis.

NANI & ALEGRÍA-63blogPero entonces recordamos que no queremos simplemente “sobrevivir” a esta etapa. Queremos ayudar a nuestro hijo a ser fuerte, educarle en positivo y sobretodo disfrutar del camino juntos.

Así que hemos intentado cambiar de mentalidad: ser más positivos y armarnos de paciencia. Y ha funcionado! En unos días hemos notado un cambio enorme en él y en nosotros 🙂NANI & ALEGRÍA-82blog NANI & ALEGRÍA-83blogEn unos días hemos logrado volver a sacar la mejor versión de nuestro hijo y minimizar esos enfados (que por supuesto son propios de su edad y es normal que los tenga de vez en cuando) para poder ir todos más relajados y disfrutando del día a día.

NANI & ALEGRÍA-85blogSomos más conscientes de que tenemos una familia maravillosa y queremos disfrutar el presente. Nuestros hijos jamás volverán a tener la edad que tienen ahora. No sé cómo se llevarán en el futuro (espero que muy bien 😉 ) pero ahora mismo se miran, se sonríen y Nani le hace gracietas a Alegría y ella se parte de risa con él. Y a mí se me cae la baba y se me cargan las pilas para el resto del día. Y eso hay que aprovecharlo! 🙂

NANI & ALEGRÍA-107blog NANI & ALEGRÍA-106blogNANI & ALEGRÍA-25blog

Y con estas preciosas fotos que nos hizo Paula Pellicer recordaremos siempre esta etapa de nuestra familia. Cómo aprendimos a cuidarnos unos a otros para que cada día estemos más unidos. Cómo re-descubrimos que la familia es lo mejor que tendremos siempre.NANI & ALEGRÍA-101NANI & ALEGRÍA-132blogMil gracias, Paula, porque has conseguido que mire estas fotos y me llene de ilusión y ganas de seguir luchando por mi familia cada día.

Porque ser padres a veces es agotador, no vamos a negarlo. Pero es el mejor regalo 🙂

PD: Si vivís cerca de Sant Cugat del Vallés y queréis unas fotos tan bonitas de vuestros bebés o familia pasaros por su web, os encantará cómo trabaja.

3 comentarios en “La familia, el mejor regalo

  1. Maria dijo:

    Qué fotos más chulas! Contacté con Paula Pellicer cuando nació el más peque pero justo estaba a punto de tener a la segunda niña así que no tenía demasiada disponibilidad y optamos por otra fotógrafa. Me han hablado muy bien de ella. Es un recuerdo muy bonito! Lo de las rabietas, qué me vas a contar… la mayor que tiene la edad de Nani está igual, pidiéndole que haga las cosas mil veces (ponerse los zapatos, el abrigo, ir a la bañera, ir al baño -nuestra mayor lucha porque le tiene pánico al tema-) y al final todos acabamos nerviosos, alzando el tono de voz (a la quinta vez ya no te queda paciencia para pedir las cosas con una sonrisa) y luego te sientes culpable por no haber tenido más paciencia. No creo que sean celos porque con lo poco que se llevan tampoco la mayor habrá tenido tiempo de sentirse destronada, creo que es más bien que como aún son pequeños quieren tener nuestra atención y no siempre se la podemos dar. Como bien dices muchas veces intentas sobrevivir a esta etapa y luego te da pena no cambiar el planteamiento y disfrutar más de ellos y dejar de ser, como me siento a veces, la “sargento de la casa”. Creo que lo básico es ir descansado, intentar jugar con ellos y tener paciencia…pero no somos perfectos y las prisas y el cansancio no ayudan. Por suerte los peques no son rencorosos, saben perdonar, te hacen intentar ser mejor persona día a día y como bien dices, son el mejor regalo 🙂

    • Agata Carreras dijo:

      Desde luego, mantener la paciencia y la sonrisa cuando te ponen a prueba una y otra vez es un gran reto… pero tenemos comprobado que cuanta más paciencia tenemos nosotros antes acaban las rabietas así que siempre que puedo intento recordarlo. Pero como dices nadie es perfecto y es taaan difícil a veces jeje
      Ánimo! 😉

Me gusta leer vuestros comentarios!